Immagini della pagina
PDF
ePub

COLECCION

DE

[graphic]

DOCUMENTOS INÉDITAS

PARA

M mmm m Ksmsa,

roti

IOS SEÑOItES yARQCESES DE TIDAL Y DE MIUAFLORES Y D. MIGUEL SALTA,
Individuos de la Academia de la Historia.

TOMO XLVI.

MADRID.

IMPRENTA DE LA VIUDA DE CALERO.

Calte de Santa Isabel, núm. 26.

1865.

CONTINUACIÓN

DE LOS DOCUMENTOS

BELATIVOS

A DON PEDRO GIRON,

TERCER DUQUE DE OSUNA.

w

CCCCL1V.

Copia de carta original det duque de Osuna á S. M., fecha en Ñapoles á 18 de mayo de 1617.

Recibida á 19 Je jutlio de 1617.

Responde á S. M. sobre tos medios de proveer et ejército de Loinbardía.

Archivo general da Simancas.Estado.Lega.jon.° 1880.

SEÑOR.

V. M. me manda por su real carta que le informe con lo que podré asistir en Lombardía, y de donde podré sacar dinero deste reino. Digo, señor, que la infantería que hay

de este tercio y la caballería lijera y hombres darmas, que este reino paga, se podrá allí sustentar. Quedo con toda diligencia buscando de donde podrá sacarse el dinero; y lo que se me ofrece decir á V. M. es, que si no lo busco, ni me lo han dejado, ni lo hay, que estas cuentas se deben hacer ántes de comenzar las guerras, porque despues no tiene eso lugar, y menos cuando la guerra la mueve otro, que se ha de salir á la defensa sin consideracion ninguna; y para responder á los que justamente dicen á V. M. el gasto y trabajo de su reino, no pienso que darán ejemplo de que haya habido guerra en el mundo con comodidad y descanso, pues Dios la da por castigo y no por beneficio. El duque de Saboya por mantener su reputacion destruye sus tierras; y el dia que con ella hiciere paces, ó saliere con lo que pretende, volverá á cobrarlo, y antepone á su reputacion el descanso y riqueza de sus vasallos, mientras dura la guerra. Francia ¿cuántas veces se ha destruido y vuelto despues á rehacerse? En Flándcs no se vé oira cosa, ni en cuantas partes hay ejércitos; de forma, señor, que lo que se ha de considerar es, si conviene que los haya y mantenellos V. M. de su real hacienda y de la do sus vasallos, sin que en el tiempo que se trujere la guerra se gaste en otra cosa que en fenecella. Si hay quien sepa otro arbitrio para que V. M. sustente ejércitos, enriquezca vasallos y adelante su patrimonio todo junto, mande V. M. que se me avise, que holgaré de sabello y de ejeeutallo. Dios guarde la católica persona de V. M. como la cristiandad ha menester. De Ñápoles á 18 de mayo, 1G17.—El duque y conde de Ureña. (

« IndietroContinua »