El derecho de gentes: ó, Principios de la ley natural, aplicados a la conducta, y a los negocios de las naciones y de los soberanos

Copertina anteriore
León Amarita, 1834 - 388 pagine
0 Recensioni
Google non verifica le recensioni, ma controlla e rimuove i contenuti falsi quando vengono identificati

Dall'interno del libro

Cosa dicono le persone - Scrivi una recensione

Nessuna recensione trovata nei soliti posti.

Pagine selezionate

Altre edizioni - Visualizza tutto

Parole e frasi comuni

Brani popolari

Pagina 53 - Quirine diique omnes cselestes, vosque 10 terrestres, vosque inferni audite ; ego vos testor, populum illum" — quicumque est, nominat — "injustum esse neque jus persolvere. Sed de istis rebus in patria majores natu consulemus, quo pacto jus nostrum adipiscamur.
Pagina 209 - Derecho de gentes ó principios de la ley natural, aplicado á la conducta y á los negocios de las naciones y de los soberanos, traducidos al castellano por D.
Pagina 245 - Non est singulis concedendum, quod per magistratum publice possit fieri, ne occasio sit maioris tumultus faciendi.
Pagina 254 - Abrase la historia de nuestra nacion ; y veremos en ella que cuando por las reVueltas y calamidades de los tiempos se han suscitado dudas y disputas sobre la sucesion; cuando se ha derramado por esta causa sangre española por manos españole á que les haga la guerra en regla , es necesario acomodarse a' sufrir la palabra de guerra civil.
Pagina 256 - La guerra civil rompe los vínculos de la sociedad y del gobierno, ó por lo menos suspende la fuerza ó el efecto de ellos > da origen en la nacion á dos partidos independientes que se miran como enemigos, y no reconocen ningun juez comun...
Pagina 52 - Ego sum publicus nuntius populi Romani : juste pieque legatus venio, verbisque meis fides sit.' Peragit deinde postulata. Inde Jovem testem facit. ' Si ego injuste impieque illos homines illasque res dedier4 populo Romano mihique exposco, tum patriae compotem me nunquam siris esse.
Pagina 328 - que un asunto de esta naturaleza no es una cuestión particular, un litigio en el que cada parte se atribuye la razón ; es la querella de todas las naciones interesadas en mantener como sagrados el derecho y los medios que ellos tienen de comunicarse y de tratar de sus asuntos.
Pagina 147 - Estamos completamente de acuerdo con esta máxima siempre que se entienda bien, que el país enemigo es el Estado á quien se combate y no los ciudadanos pacíficos de la porcion de país que se ha invadido, los cuales no son responsables de la conducta de su Gobierno.
Pagina 7 - Estado lo exige, este derecho, digo, solo puede pertenecer al cuerpo de la nacion ó al soberano que la representa...
Pagina 254 - ... de la nación, sean las que decidan en tan importantes cuestiones. «No se trata por fortuna de ventilar aquí una cuestión entre dos aspirantes al trono. Los derechos de nuestra reina no pueden ser controvertidos: se apoyan en la costumbre inmemorial, en la práctica inconcusa de tantos siglos, en los ejemplos no interrumpidos de nuestra historia, y en las disposiciones fundamentales de nuestra legislación. Estos derechos fueron sancionados en nuestras cortes al reconocer y jurar como heredera...

Informazioni bibliografiche